FARANDULA

PLUMAS Y PASAJES DE MI PUEBLO… TRES HISTORIAS… UNA SOLA VOZ

Siempre se ha dicho que; la Siempre Noble y Emprendedora Ciudad de las Flores, se ha caracterizado por ser una ciudad fiestera y jaranera, tierra donde los cumpleaños duraban una semana; en los matrimonios que; el primer día del novio, el segundo día de la novia, el tercer día de los recién casados y el cuarto día de los padres de los novios, para agradecer a los padrinos porque los primeros días no se les había atendido como se merecían; un año antes ya se criaban los animales de corral; antes los papás le regalaban una vaca al novio para que la críe con anticipación y quedar bien con los invitados y sobre todo con los padrinos, que eran elegidos y buscados por nuestros abuelos. Las yunzas, eran otra de las fiestas que caracterizó a Monsefú, hasta hace un par de décadas, en las fiestas tradicionales que se celebraban en las diversas calles de la ciudad y que con el pasar de los años, en lugar de revalorarlas, poco a poco se fueron perdiendo. Hasta aquí… todos muy bonitos, muy contentos y felices.

Pero, ¿dónde vendría la discutición? (termino antiguo) al momento de contratar el “conjunto”, ahí si era, que cada quien quería que en su fiesta tocara y cantara el ídolo que habían escuchado por la radio. Previo al día de la fiesta, los vecinos del campo y la ciudad se pasaban la voz, comentando que; el cumpleaños, matrimonio o yunza iba a estar bueno porque iba a tocar Andy Rumiche, Chapulín Barrios o la voz inconfundible de Pepe Lucho del Perú. Y cuando ya pasaba la fiesta, los que habían asistido, comentaban muy contentos a sus amigos y familiares, que la fiesta había estado buena porque había llegado tal o cual “conjunto” más aún si en la fiesta, había tocado el primer día Andy, segundo día Chapulin o el “conjunto de los Chanamé” (Continental) con la voz de Pepe Lucho

Conectados con Orlando, ha creído conveniente, llevarle a todos ustedes las historias de tres grandes cantantes, que bajo las condiciones limitadas que tuvieron en su infancia, no fue motivo para soñar que algún día llegarían a ser aclamados y vitoreados por sus seguidores, en la costa, sierra y selva de nuestra patria y fuera de ella también.

DE CORAZÓN… SOMOS MONSEFÚ, CON APRECIO.
Andy Rumiche nos dice: Monsefú tiene lo suyo; artesanía, orfebrería y muchas otras cosas más, pero la música también es una cultura que está presente en diferentes fiestas del pueblo, pero no se le da el valor que se merece, con tantos grupos musicales que tiene nuestro pueblo.

Nos cuenta que desde muy niño ha sido amante de la música, empezó cargando instrumentos, pero es a partir de los 14 años, que se inicia con sus tíos los “Mateos” llámese, mi tío Mateo Ayasta Estrada, mi tío Eduardo. Ellos pertenecían a un grupito de C. Eten, del señor Armando Cumpa. No teníamos los equipos sofisticados que hay ahora, era un solo “equipito” por donde salían todos los sonidos; es ahí donde doy mis primeros “pininos” como corista, porque antes para ser un buen músico, no te daban las oportunidades, no te dejaban cantar así nomás, te probaban si eras o no afinado. Luego vine a Monsefu y empecé con El Clan Zuñe, con esta agrupación ya cantaba en diferentes fiestas con mi amigo Fredy Zuñe; es ahí donde Rogelio Puicón QPD me escucha y me llama para trabajar en su grupo, y sabiendo su trayectoria, opté por ir a cantar con él porque sabía que iba a aprender más. Yo solito hacía de cantante, animador y coros en el desaparecido Studio 7, llegué a grabar unas canciones con Ellos y poco a poco fui progresando.
Antes cantaba vals, boleros, salsa y cumbia, tenías que ser “todista” y poco a poco me fui haciendo conocido, porque en mi mente estaba ser cantante y tener mi propia agrupación, porque cuando tú eres integrante de otra agrupación, te limitan muchas cosas. Admiraba a Oscar de León, luego a los Chapis y a Vico.
Estuve en Jaén con la V Revelación, regresé a Monsefú y formamos el Grupo Arco Iris (de Trino Ballena) y de ahí pasé al Grupo Dimensión, con quien grabamos unas parrandas que pegaron y nos abrió las puertas para viajar a todo el Perú y cruzar fronteras. Siempre me ha gustado cantar todo tipo de música, pero finalmente opté por la cumbia, con un estilo diferente, con guitarra y sintetizador, que es una mezcla de la música chicha y la cumbia norteña, que es lo que le encanta a la gente.

El popular “Puma” recuerda que sus pares musicales, se reían cuando les decía que algún día iba a tener su agrupación musical. Viajé a Lima a trabajar con un grupo musical y cuando regresé intentamos reactivar Arco Iris incluso propuse colocarle otro nombre, pero ya no era igual. Soy franco en decir que Andy Rumiche, se inició en la nada, y como ya era conocido, ahí decido armar mi grupo La Furia Norteña, alquilando equipos y grabando mi primera canción, La Vida es Así. Luego grabé El Andy Mix 1 (Mix Lirio Lirio), que fue la consagración del grupo y finalmente el Beso del Adiós. Éramos muy solicitados en fiestas sociales, hasta que nos contratan para un mano a mano con Olas Marinas, por el aniversario de Radio San Valentín, en el Mini Coliseo; como anécdota cuenta que a pesar de no ocupar el estrado principal e instalarse en las graderías del local, la gente los aclamaba, bailaba y cantaba sus canciones. Por primera vez ese local se llenaba de punta a punta, que ni las agrupaciones “grandes” podían llenarlo, eso me emocionó. Fue el pasaporte para irnos a diferentes lados ya con mi propia agrupación.
Hablar de Andy Rumiche, también es hablar del aporte musical cultural a ritmo de la conocida Marinera Fexticum, cuya letra le pertenece al extinto Prof. Limberg Chero Ballena y bajo los arreglos de Rogelio Puicón y de Freddy Puicón. Con ello también cabe recordar que su voz ha sido requerida para grabar cumbias, marineras para muchos candidatos a la alcaldía de Monsefú, como el caso del Sr. Angel Bartra Gonzales, luego a sus hijos y a otros tantos que me solicitaron. Finalmente guarda gratos recuerdos de su amigo “CHONATE” con quien compartió escenarios y alegrías en diversas presentaciones con el Grupo Arco Iris.

CON CARIÑO… CHAPULIN BARRIOS
Muy emocionado por la entrevista nos cuenta que; desde muy niño y desde que era estudiante, le gustaba la música; para las actuaciones del día de la madre, día del padre, día del profesor, era el primero en salir a participar. Me gustaba bastante la música, y nunca me cansaré de agradecer a unas lindas personas como son los hnos Ayasta Estrada, Mateo, Eduardo y Benito. Ellos me inculcaban la música, pero Eduardo y Mateo, trabajaban en la “orquestita” del Sr. Armando Cumpa, en C. Eten, cuando llego allá, me doy con la sorpresa que ahí ya trabajaba mi amigo Andy Rumiche, pero yo iba aprendiendo, y con el tiempo, cuando Andy se va a trabajar con Rogelio Puicón, es ahí donde entro a cantar con esta orquestita. Pero cuando dejo la orquesta de C. Eten, me voy a trabajar con Rogelio Puicón; yo iba detrás de Andy, le seguía los pasos (risas) pero todo de manera sana. También agradezco a Rogelio Puicón, porque a pesar que ya sabíamos algo de música, nos ha enseñado más de lo que ya sabíamos, él ha enseñado a mucha gente. Trabajamos mucho tiempo con Rogelio; Andy se iba con un grupo y yo me iba con otro, en ese tiempo Rogelio tenía bastante trabajo.
Mi padre es de C. Eten, y ha sido uno de los grandes arpistas que tenía el departamento de Lambayeque, llegaba a tocar a las serenatas del FEXTICUM, junto a Los Mochicas y Los Chiroques; llevo la sangre de músico por mi padre, pero he sido uno de los fanáticos de Nilo Segura, de Chapulín y Jaime Moreira. En los grupos que estuve, siempre me gustó cantar esa música, es el tipo de música que le ha gustado a la gente. Nos cuenta que el apelativo de Chapulin, llega porque fue a trabajar a Piura con la agrupación Sabotaje, del Tío Willy Chanamé; los uniformes que usamos, eran igual al de los Chapis, el evento iba ser transmitido por el Programa Tiempos de Chicha de canal 7 y es ahí donde el tío Willy me dijo que tenía que entrar como Chapulín haciendo sus pasos.
Tuve la oportunidad de trabajar con la V Revelación, de Víctor Ayasta, acá en Monsefú; luego con los Titanex de los hnos Felipe, Walter, Celestino Javier, ellos me apoyaban bastante, ahí era el Director musical… Llego a Olas Marinas, porque sus cantantes se habían ido al Elías Aguirre a ver a Alianza, y me llamaron para cantar ese día, la anécdota de ese día fue que canté 10 hrs solito, es ahí donde me hablan para trabajar con ellos y acepté, nos fuimos a Lima a trabajar, pero allá la competencia es desleal, igual llenábamos los locales y los paisanos nos querían a nosotros.
El amigo Chapulín nos cuenta que también les ha grabado canciones y marineras a candidatos a la alcaldía. Como anécdota recuerda que le grabó su primera marinera a la ex alcaldesa Rita Ayasta, de manera gratuita, además, entre risas recuerda que al entregarle la canción le dijo que era la marinera ganadora, incluso su ex jefe de campaña Jhonny Puicón, los llevó para el mitin de cierre ofreciéndoles un presente; presente que hasta ahora siguen esperando; además de sentirse apenado por algunas cosas que sucedieron. Luego para la segunda campaña, la misma candidata lo llegó a ver para que le grabe otra marinera, y ahí el amigo Chapulin, le manifestó que, a diferencia de la primera marinera, ésta ya tendría un costo, porque luego ella gana y después ya no se acuerda de nadie; lo mismo pasó para su última campaña al Congreso. No sé si soy el amuleto, pero con las marineras que le canté a la señora, siempre ha ganado y lo único que pedí es que no se olvide de mi pueblo de Monsefú. Finalmente recuerda que al actual alcalde también le grabó una marinera, a manera de agradecimiento por lo bien que se portó con él antes que fuera autoridad.
Nos cuenta que en el argot musical el término “chivear” se refiere que a que van a tocar a un compromiso y el término “bolo” se refiere al pago que reciben los músicos. Recuerda con mucho cariño a su amigo PICOTA, era un amigo muy flaquito, y por eso Rogelio le puso esa chapa.
Por último, no se avergüenza en decir que ha sido hasta lustra botas para salir adelante. Con alegría recuerda que usabas sus “llanque” y se iba al mercado hasta de recoger botellas solo para ver a las agrupaciones musicales que tocaban, incluso de Andy Rumiche, cuando él ya cantaba en agrupaciones musicales, lo mismo recuerda de Pepe Lucho, a quien admira y respeta mucho.

UN GUAPEO CON ESTILO… JO JOOOOY
Pepe Lucho nos cuenta… empecé cantando y representando a mi colegio Santo Toribio, pasado el tiempo Rogelio Puicón Custodio, el maestro de maestros, él fue el descubridor de la voz de Pepe Lucho. Me invitó a ensayar un día y pasé la prueba en su orquesta Alexander con 16 músicos, hacía deleitar a muchos en diferentes reuniones sociales, ahí llegué hacer la voz principal, tanto que Rogelio me llevó a Lima para grabar unos temas en la mejor disquera del Perú, Sonoradio. A mis 22 años, yo pasaba los mejores momentos musicales al lado del Maestro de Maestros. En la escuela, como él lo denomina; nos cuenta, cuando yo ingreso, Rogelio ya había formado varias generaciones de músicos, incluido el señor Víctor Yaipen, Elmer y a muchos otros de esa generación, de donde yo también pertenezco; el 80% de músicos de Monsefú han pasado por esa escuela o mejor dicho academia. No tengo palabras para agradecerle a Rogelio Puicón, porque él fue mi descubridor, es más, pienso que fue el único y como él ya no habrá otro, yo le debo mucho (nos cuenta muy nostálgico)
Hablar del maestro Pepe Lucho, como lo llaman sus amigos Andy Rumiche y Chapulín Barrios, es hablar de una historia que por decisión propia no llegó a cantar con las afamadas agrupaciones musicales del Perú, sin embargo, tuvo el privilegio de crecer musicalmente con los hnos Elmer Yaipen con quien compartí escenario, y Víctor Yaipen Uypan, ambos recomendaron con el señor Alberto Maraví, dueño de la afamada disquera Infopesa y manager de las principales agrupaciones musicales del país, como Grupo 5, Los Chipis, El Cuarteto Continental y Los Continentales del recordado Pancho Acosta. El señor Maraví, llegó hasta Monsefú y asistieron a un baile al mercado donde iba a cantar; fue Elmer el que me recomienda y me citan para el siguiente día en casa de Elmer, con pasaje en mano y por mi familia rechacé esa gran oportunidad. Sin embargo, tuve el privilegio de llegar y grabar en esta importante disquera Infopesa. Ahí se acuerda de una anécdota muy bonita familiarmente hablando; cuando grabo la canción Con Tinta Roja, con el Grupo Continental, del Tío Willy Chanamé; en el intermedio le mando saludos a mi esposa Tommy e hice mi guapeo “JO JOOOY”. A el señor Maraví, no le gusto y lo iban a borrar, pero le pedir de favor que no lo haga, pues era el saludo para mi esposa que se había quedado en Monsefú.
La segunda oportunidad de saltar a la fama, fue cuando llega a Monsefú el señor Pancho Acosta, dueño de Los Continentales, ellos iban a viajar a Argentina y vino especialmente a contratarme con pasaje en mano; por cuestiones familiares, también rechacé esa oportunidad.
El guapeo JO JOOOY, se hizo tan popular que mis amigos ya no me llamaban por mi nombre y hasta mi esposa ya no me decía Pepe, si no JO JOOOY.
Pasé por el Grupo Alexander, Sabotaje, V Revelación, de Victor Ayasta, El verdadero Grupo Real de Monsefú, Crupo Azul y El Grupo Caramelo de Franco Puicón Guevara.
El intérprete de Con Tinta Roja y Adiós Mundo Cruel, nos dice que esos temas son cover, pero lo adaptamos a la cumbia peruana, y para una 13 de Setiembre para la feria del Señor del Cautivo, en la radiolas que traían los toldos ya se escuchaba el tema Con Tinta Roja; Jorge Chavesta, el popular “Bareta” me avisa y nos fuimos al parque; efectivamente la canción la tocaban todos los toldos, regresé a mi casa y le dije a mi esposa que esa canción la estaban tocando; lo más emocionante fue, el saludo que le mandé a ella y que la disquera Infopesa, no lo había borrado. Con ese tema fui aclamado en el norte del Perú y recorrimos la costa, sierra y selva.
Nos cuenta que su verdadero nombre es José Clemente Ferré Effio, pero artísticamente lo llaman Pepe Lucho. Ese nombre artístico se lo puso su amigo Félix Adrianzén; así mismo en Lima en la sala de grabaciones me pusieron la chapa de “Pescadito” porque era flaquito. Mandó saludos especiales al señor Juancito Linchos Campos, un Sullanence que vivía en la capital y era respetado por todos los artistas en Lima.
Mi padre Juan Pedro Ferré Vílchez, que fue integrante de Los Chiroques – antes se llamaban – “Los Tucas”, me aconsejó, que si me iba a dedicar a este arte, debía cuidar mis cuerdas vocales, que no fume y no tome cosas heladas. Mi padre también le gustaba la música, y Dios me ha bendecido con una hija que también canta y le dedica una canción a nuestro Santo Patrón Jesús Nazareno Cautivo. Llegué a compartir escenario con Lucía de la Cruz, en la Segunda Etapa de la Municipalidad; siempre he cantado valses, boleros y cumbia; menos rock.
Me gustaba el futbol, tanto así que llevé la cinta de capitán del Club Independiente.
Recuerda grandes momentos con sus amigos Stick QuezadaQPD, Juan Lluén, el popular “Juaneco” y de sus amigos vocalistas que comparten esta nota; Andy Rumiche y Chapulín Barrios… Les dejo mi saludo y respeto a ellos y a todos mis hermanos musicales. Obstáculos vamos a tener, pero es Dios el único que nos va a sacar del momento que estamos pasando.

Desde Conectados con Orlando, les agradecemos a los tres grandes cantantes por abrirnos sus puertas y lograr esta entrevista para todos sus seguidores…
Un abrazo!!!

PLUMAS Y PASAJES DE MI PUEBLO
Por; Orlando Neciosup Agapito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close